WLTP y RDE: Nuevos ensayos para la certificación del consumo de combustible, emisiones de CO2 y otros contaminantes

El 1 de septiembre de 2017 entró en vigor el nuevo procedimiento de ensayo de vehículos ligeros armonizado a nivel mundial (WLTP, World Harmonised Light Vehicles Test Procedure), que sustituirá gradualmente al protocolo del nuevo ciclo de conducción europeo (NEDC, New European Driving Cycle).

Para ser comercializados, los turismos se someten a una serie de ensayos para verificar su cumplimiento de la reglamentación. Estas pruebas destinadas a evaluar el consumo de combustible, las emisiones de CO2 y otros contaminantes se llevan a cabo en el laboratorio y se basan en ciclos de conducción específicos. De esta manera, las pruebas son reproducibles y los resultados comparables. Esto es importante porque solo una prueba de laboratorio, que sigue un procedimiento estandarizado y repetible, permite a los consumidores comparar diferentes modelos de coches.

El nuevo procedimiento WLTP se caracteriza por un perfil de conducción más dinámico con una aceleración más importante. La velocidad máxima aumenta de 120 a 131,3 km/h, la velocidad media es de 46,5 km/h y la duración total del ciclo es de 30 minutos, 10 minutos más que el NEDC anterior. La distancia recorrida se multiplica por dos, pasa de 11 a 23,25 kilómetros. El ensayo WLTP consta de cuatro partes dependiendo de la velocidad máxima: Baja (hasta 56,5 km/h), Media (hasta 76,6 km/h), Alta (hasta 97,4 km/h), Extra-alta (hasta 131,3 km/h). Estas partes del ciclo simulan la conducción urbana y suburbana y la conducción en carreteras extra-urbanas y autopistas. El procedimiento también tiene en cuenta todos los contenidos opcionales del vehículo que afectan a la aerodinámica, la resistencia a la rodadura y la masa del vehículo, y se obtiene como resultado un valor de CO2 que refleja las características de cada vehículo en particular.


COMPARACIÓN ENTRE NEDC Y WLTP

nedc wltp
Duración del ciclo 20 minutos 30 minutos
Distancia 11 km 23,25 km
Velocidad máxima 120 km/h 131,3 km/h
Velocidad media 34 km/h 46,5 km/h
Fases de conducción 2 fases 4 fases más dinámicas
Influencia del equipamiento opcional No se considera Se tienen en cuenta las características adicionales (que pueden variar según el coche)
Cambios de marcha Punto de cambio de marchas fijo Punto de cambio de marchas diferente para cada vehículo
Tiempo de parada 24% 12,5%

La transición de NEDC a WLTP

El procedimiento WLTP reemplazará gradualmente al procedimiento NEDC. El WLTP se aplica a los modelos de turismos nuevos a partir del 1 de septiembre de 2017, a los turismos nuevos matriculados a partir del 1 de septiembre de 2018 y es obligatorio para todos los Estados miembros de la UE.

Hasta finales de 2020 estarán presentes en la documentación del vehículo tanto el consumo de combustible como los valores de emisiones de CO2 según WLTP y NEDC. De hecho, los valores NEDC se utilizarán para evaluar las emisiones medias de los vehículos matriculados en la UE hasta 2020. Además, algunos países pueden seguir utilizando estos datos con fines fiscales. A partir de 2021, los datos de WLTP serán los únicos valores de consumo y emisiones de CO2 para todos los vehículos. Los vehículos usados no se verán afectados por esta medida y mantendrán sus valores certificados de NEDC.

CONSUMO DE CARRETERA Y EMISIONES DE LOS TURISMOS

El nuevo procedimiento de ensayo, el WLTP, representa mejor las condiciones de conducción actuales que el procedimiento NEDC, pero no puede tener en cuenta todos los casos posibles, incluido el efecto del estilo de conducción específico de cada conductor.

Por lo tanto, seguirá existiendo una diferencia entre las emisiones y el consumo medido en el laboratorio y las que resultan del uso del vehículo en el mundo real. La magnitud de esta diferencia dependerá de factores tales como el comportamiento al volante, el uso de sistemas disponibles a bordo (por ejemplo, aire acondicionado), el tráfico y las condiciones meteorológicas características de cada zona geográfica y las características de cada conductor.

Por esta razón, un ensayo estandarizado realizado en laboratorio es el único método que permite obtener valores con los que es posible comparar vehículos y modelos diferentes de una manera justa.

RDE (EMISIONES EN CONDICIONES REALES DE CONDUCCIÓN): EXAMEN CENTRADO EN LA VERIFICACIÓN DE EMISIONES EN CARRETERA.

El ensayo de emisiones en condiciones reales de conducción (RDE, Real Driving Emissions) verifica que los coches mantengan bajas emisiones incluso en condiciones reales de conducción en carretera. El ensayo RDE no sustituye sino que complementa el ensayo de laboratorio WLTP. Durante el ensayo RDE se conduce el vehículo por carretera, en una amplia gama de condiciones diferentes. Las condiciones incluyen diferentes altitudes y temperaturas, carga útil adicional, conducción cuesta arriba y cuesta abajo, carreteras urbanas (baja velocidad), carreteras rurales (velocidad media), autopistas (alta velocidad).

Para medir las emisiones contaminantes mientras se conduce el vehículo por carretera, los turismos están equipados con sistemas portátiles de medición (PEMS) que proporcionan una monitorización completa en tiempo real de los principales contaminantes emitidos por el vehículo. Los PEMS son dispositivos complejos que integran analizadores avanzados de gases, medidores de caudal másico de gases de escape, estación meteorológica, GPS (Sistema de Posicionamiento Global) y una conexión de red. Los datos recogidos se analizan para verificar que se han cumplido las condiciones límite del trayecto RDE y que las emisiones están dentro de los límites del Reglamento.

Los límites que no deben excederse se definen como los prescritos en las pruebas de laboratorio (WLTP) multiplicados por los factores de cumplimiento. Los factores de conformidad tendrán en cuenta el margen de error de los instrumentos, que no miden con el mismo nivel de precisión y repetibilidad que los utilizados en el laboratorio de ensayos.

El ensayo RDE se aplicará a partir del 1 de septiembre de 2017 a los modelos de turismos nuevos y a todos los turismos matriculados a partir del 1 de septiembre de 2019 en el caso de las emisiones de NOx, con un factor de conformidad de 2,1. Por otra parte, en el caso de la verificación del número de partículas (PN), el factor de conformidad es de 1,5 y se aplica a todos los turismos matriculados a partir del 1 de septiembre de 2018.

QUÉ CAMBIA PARA LOS CLIENTES

El nuevo procedimiento WLTP proporcionará un criterio más realista para comparar el consumo de combustible y los valores de emisión de CO2 de los diferentes modelos de vehículos, ya que ha sido diseñado para reflejar mejor el comportamiento real de conducción y para tener en cuenta las características técnicas específicas de cada modelo y versión, incluidos los equipos opcionales.
Con el fin de garantizar la claridad y la máxima transparencia posible, FCA proporcionará a distribuidores y clientes información detallada sobre el consumo de combustible y los valores de emisión de CO2 de cada vehículo configurado, así como sobre los extremos mínimo y máximo de los distintos modelos.