GUÍA DE CONDUCCIÓN TODO TERRENO

Con algunas pautas y un poco de sentido común tradicional, prácticamente cualquier persona puede conducir un Jeep® 4x4 por caminos no asfaltados. Solo tienes que hacer clic en un elemento de la tabla de contenidos para consultar algunos conceptos básicos. Y, por supuesto, ¡afrontarlo con buen ánimo!

PREPÁRATE

Revisa siempre el vehículo antes de conducir por caminos no asfaltados. Asegúrate de que la batería está afianzada, todos los manguitos se encuentran en buen estado y el aceite y los líquidos están en el nivel máximo, incluido el combustible. Cerciórate también de que los cuatro neumáticos están en buenas condiciones y con la presión adecuada. Procura no viajar sin compañía, sobre todo por zonas que desconoces.

MANTÉNTE ALERTA

Una vez fuera de los caminos asfaltados, acciona la tracción total del vehículo cuando preveas circunstancias que exijan más tracción. No es fácil accionar la tracción total cuando el vehículo ya se ha atascado. También debes acostumbrarte a mirar por encima del capó, recorriendo el terreno con la vista de izquierda a derecha para poder ver bien qué te espera. Si te limitas a observar la rueda izquierda, es muy probable que tengas problemas con la derecha. No saques la cabeza fuera del vehículo para ver qué se acerca, para eso está el parabrisas abatible del Wrangler. También hay muchos expertos de las pistas que recomiendan mantener los pulgares levantados y apartados de los radios del volante en terrenos difíciles. Por ejemplo, si de pronto la rueda pilla una piedra, el volante podría girar rápidamente y golpearte los pulgares con los radios, ¡ay! En los vehículos con dirección asistida, como todos los Jeep®, suele ser menos probable que el volante gire de repente.

TÓMATELO CON CALMA

No hace falta velocidad y potencia para conducir por terrenos difíciles. En la tracción total con reductora, las marchas cortas y las velocidades bajas de los vehículos Jeep® al ralentí suelen lograr sortear los obstáculos. En muchos casos, la mejor solución con cambio manual es ir soltando el embrague despacio y dejar que el vehículo trepe sobre los obstáculos con la marcha más corta. Baste recordar que la velocidad media en la Rubicon Trail está solo entre 1,5 y 8 kilómetros por hora.

BARRO Y NIEVE

En general, para conducir sobre barro o nieve hay que accionar el sistema de tracción total a tiempo parcial o a demanda. Si tienes un sistema permanente, como Quadra-Trac I®, no es necesario que hagas nada. Cuando hay mucha nieve, al arrastrar una carga o para aumentar el control a velocidades bajas, cambia a una marcha corta y pasa la caja de transferencia a 4WD-LOW si es preciso (Quadra-Trac I y Quadra-Trac® SRT® no ofrecen reductora). No cambies a una marcha más corta de la necesaria para mantener el impulso. Si aceleras el motor en exceso, las ruedas pueden patinar y perderás tracción. Si empiezas a perder tracción en nieve o barro, gira el volante rápidamente de un lado a otro. Esto suele ayudar a que las ruedas se agarren al terreno y te saquen del atolladero. Si pierdes tracción, PARA. El giro de las ruedas solo le hundirá aún más. La clave es conservar el impulso de avance.

ARENA

Para mejorar la tracción en la arena, baja la presión de aire entre 4,5 y 5,4 kilos por debajo de la presión normal en neumáticos convencionales. (Restablece la presión normal cuando acaben estas condiciones.) Prueba con tracción total sin reductora para conservar el impulso de avance. Según las condiciones de la arena, tal vez debas elegir tracción total con reductora y marchas alternativas. Si es posible, procura también hacer giros más amplios. Los giros cerrados reducen la velocidad del vehículo bruscamente y pueden dejarte atascado. La clave vuelve a ser conservar el impulso de avance.

PENDIENTES

Sube o baja las pendientes SIEMPRE en línea recta. También conviene saber qué nos espera al otro lado antes de subir. En la base de la pendiente debes aplicar más potencia. Suelta potencia conforme te acerques a la cima y antes de cruzarla. Si te estancas durante el ascenso, retrocede cuesta abajo marcha atrás. Para circular cuesta abajo, utiliza siempre la marcha más corta con cambio manual. Al descender con reductora, no desembragues y deja actuar el freno motor. El disco de embrague podría sufrir importantes daños. Deja que las marchas y la compresión del motor te frenen, y usa los frenos solo para regular la velocidad. Si dispones de cambio automático, usa la reductora y el ajuste de transmisión más bajo. NOTA: JAMÁS subas una pendiente en ángulo. Si la pendiente es muy pronunciada y no te fías de poder subirla, no lo intentes. Nunca conduzcas de costado en una pendiente fuerte, porque el vehículo puede quedar inestable. La conducción todoterreno puede ser muy complicada. No lo olvides: ve todo lo despacio que puedas. Guíate por el sentido común, con la seguridad como máxima prioridad.

TREPAR ROCAS

Se habla de "trepar" con razón. Para circular sobre obstáculos como rocas o troncos, usa una marcha corta y la tracción total con reductora, y deja que el vehículo trepe y vaya al ralentí (con la menor aceleración posible). Nunca pongas el vehículo a caballo sobre una roca. ¡Un vehículo con 25 cm de distancia al suelo libre no superará una roca de 30 cm! Maniobra para colocar las ruedas sobre las rocas y deslízate sobre ellas muy despacio. Si oyes que rozan los bajos, no te asustes. Los golpes se los llevarán los protectores de bajos y los estribos protectores del Jeep® 4x4 (este equipamiento varía según los packs para Jeep 4x4 instalados). Si reduces la presión de los neumáticos 1,4-2,3 kg, mejorará la tracción y evitarás pinchazos. (Restablece la presión normal cuando acaben estas condiciones.) No olvides que la velocidad ideal para trepar rocas está entre 1,5 y 4,8 kilómetros por hora.

CUIDA DEL ENTORNO

Déjalo mejor de lo que lo encontraste. Respeta las señales y no te salgas de las pistas y las áreas recreativas permitidas para la conducción todoterreno. Usa su buen juicio para preservar la belleza y la paz del entorno. No dejes ningún residuo y, si puedes, retira la basura que hayan dejado otras personas. Si el terreno parece especialmente frágil, elige otra ruta. Para obtener más información sobre el cuidado del entorno, haz clic aquí: treadlightly.org. Déjalo mejor de lo que lo encontraste.